FANDOM


La maldición del queso es uno de los mayores problemas del libro. Consiste en que cuando alguna persona (Darren Walsh) toca el queso mugroso que hay en la cancha de baloncesto obtiene la maldición y no para de tenerla hasta que se la pase a otra persona. Por suerte Greg (Rowley) acabó con la maldición del queso diciéndo que lo había tirado a la basura, pero en realidad Rowley se lo había comido por obligación de unos chicos adolescentes.